Vía Crucis vivencial en Mano Amiga Aguascalientes, una experiencia diferente

Del 4 al 8 de abril, previo a Semana Santa, el colegio Mano Amiga Aguascalientes se organizó para que los alumnos y el personal viviera una semana de preparación para experimentar con mayor sensibilidad los momentos más importantes de Cristo.

Las actividades fueron planeadas, organizadas y realizadas por los alumnos para sus compañeros del colegio y supervisadas por la coordinación de formación católica, buscando despertar en los participantes la alegría de compartir la fe. Se buscó que los alumnos no solo conocieran, sino que vivieran la experiencia de cómo lo vivió Jesús y los apóstoles.

Los alumnos y el personal del colegio participaron en la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén con palmas, aplausos y aclamaciones. Para el apoyo a los misioneros se vendieron donas; los alumnos de secundaria organizaron los recreos misioneros para los alumnos de primaria menor, así como la escenificación de la Última Cena y el Vía Crucis.

“Cuando a mis alumnos les tocó representar la entrada de Jesús a Jerusalén del domingo de Ramos nos gustó mucho ser parte del pueblo, nos sentíamos acompañando a Jesús aclamándolo y reconociéndolo como nuestro rey. En el Vía Crucis conocí a profundidad un poco más de las estaciones y comprendimos todo lo que vivió Jesús por nosotros. Observé a los niños emocionados e interesados en cada una de las estaciones. Me asombró el alumno que representó a Jesús, tenía mucha confianza en sí mismo y en sus compañeros de equipo. De manera general las actividades que se realizaron durante la semana, a todos nos gustaron mucho”, comentó María Fernanda Ovalle Catalán, maestra de 1° de primaria.

“El domingo de Ramos estuve muy feliz porque íbamos cantando y acompañando a Jesús”, dijo Jorge Alejandro Orihuela Aguilera, alumno de 1° de primaria.

“Me gustó haber representado a Jesús y haber traído mi burrito”, comentó José Emiliano Flores Sierra, Alumno de 1° de primaria.

“Me sentí bien al explicarle a los niños de 2° de primaria sobre Semana Santa y Pascua. Mientras les explicábamos se quedaban emocionados e interesados en todo lo que les compartíamos. Me gustaría volver hacer una actividad así porque nos emocionó el hecho de que los niños quisieran aprender más”, expresó Oriol Enrique Reyes Mejía, alumno de 2° de secundaria.