Tapachula celebra su 15 aniversario

Durante el ciclo escolar 2021-2022, el Colegio Mano Amiga de Tapachula se vistió de fiesta por su 15 aniversario.

Las celebraciones comenzaron en el mes de noviembre de 2021 con la Celebración Eucarística presidida por Monseñor Jaime Calderón Calderón, Obispo de Tapachula. Al término de la misa el colegio presentó un programa cultural en el que participaron alumnos de todas las secciones.

En el mes de marzo del presente año, el colegio organizó un Día Cultural, donde los alumnos expresaron lo que representaba para ellos Mano Amiga a través de dibujos. Se realizó el concurso de declamación de todas las secciones y se invitó a dos artistas locales que presentaron números musicales.

El área deportiva tuvo sus actividades en el mes de mayo con la participación de todos los estudiantes en deportes, con actividades de atletismo y motricidad. El himno de Mano Amiga fue interpretado por todo el alumnado durante la inauguración.

Buscando tener siempre a Dios al centro del proyecto educativo, se realizaron durante el año tres actividades de gran crecimiento espiritual para la comunidad: Retiro espiritual para todo el personal bajo la temática “Dios pone en mi camino a Mano Amiga”; La peregrinación al Santuario de Mazatán, a la que asistieron más de 200 personas caminando y cerca de 2 kms. de vehículos; la preparación de 11 parejas, padres de familia del colegio, para que pudieran realizar el sacramento del Matrimonio.

Sin duda ha sido un año pleno de bendiciones en el que toda la comunidad educativa agradece ser parte de la gran Familia Mano Amiga.

“Casarnos por la Iglesia, significa emoción, felicidad, una gran dicha. Yo veo que no muchos pueden dar ese paso, pero nosotros estamos convencidos y agradecidos de que ambos queremos hacerlo. Y agradecemos el colegio acompañarnos en este camino.” Sra. Brenda Nájera, madre de familia.

“El colegio y los maestros me han enseñado que, por sobre todas las cosas, está el sacrificio y la entrega y eso quise hacer en la peregrinación. Dar todo y llegar a la puerta del Santuario caminando, representó mucho para mí.” Rodrigo Fuentes, alumno.

“Agradezco a Mano Amiga abrirme las puertas porque aquí encontré otra parte de mi familia. Darme cuenta de que puedo contribuir no sólo en la formación académica de los alumnos sino también formar parte de la vida de los papás, de mis compañeros.” Rosy Luengo, prefecta de estudios.