La Red de Colegios Mano Amiga participa en la Megamisión 2021

Del 27 de marzo al 4 de abril se llevó a cabo la Megamisión de Semana Santa.

Este año las misiones se llevaron a cabo, en su mayoría, de forma virtual dadas las circunstancias de pandemia y confinamiento. Solo algunos misioneros llevaron material de misiones y despensas a las comunidades y a algunos hospitales.

Desde varios colegios se transmitieron las celebraciones litúrgicas y se hicieron reuniones virtuales para preparar el mensaje evangelizador; compartir la fe y tener las reuniones de equipo.

Desde los colegios de Mano Amiga, en Nuevo León, se atendieron comunidades del Municipio de Hualahuises.

100 familias de Mano Amiga León cooperaron con despensas que se entregaron en las comunidades de La Noria y San Juan de Abajo en la periferia de León.

50 familias de Mano Amiga Aguascalientes participaron de la Megamisión y la vivencia de la Semana Santa a través de un chat donde recibieron los materiales y actividades para realizar en familia.

50 familias de Mano Amiga Acapulco recibieron la visita de los misioneros, docentes y colaboradores del colegio.

13 directivos de Mano Amiga Zomeyucan se prepararon para misionar con 14 familias que han vivido la pérdida de seres queridos en los últimos meses.

Este año, familia misionera de Mano Amiga Puebla, cuidando todas las medidas sanitarias, asistió a dos hospitales a llevar consuelo en la oración y alimentos. Las familias colaboraron en la preparación de los alimentos. Llevaron un mensaje a personal médico y a familiares de algunos enfermos. Los jóvenes visitaron virtualmente amigos y familiares y finalmente responsables de la Megamisión hicieron las visitas virtuales a las comunidades de Altotonga Veracruz. Contaron con la ayuda del P. Rafael y las catequistas de la parroquia.

En Tapachula los misioneros visitaron virtualmente 65 familias y los jóvenes de Mano Amiga Tapachula impartieron formación y catequesis virtual.
Los jóvenes de Mano Amiga Chalco misionaron participando en la transmisión de las celebraciones desde el colegio.

Los consagrados del Regnum Christi y jóvenes con inquietud compartieron la fe con 34 familias de varios colegios de Mano Amiga a través de una visita virtual.

Se contó con la participación de varios capellanes Legionarios de Cristo que celebraron las ceremonias y predicaron. El P. Emilio Tomás, en León, el P. Eugene Gormly en Nuevo León; el P. Pablo Yeudiel González, el P. Luis Jesús Rodríguez, en Tapachula y el P. Jesús Angel López, en Chalco; entre otros.

Las redes sociales tuvieron un papel importante para las transmisiones y el encuentro entre misioneros y misionados. YouTube, Facebook, Instagram, WhatsApp, Google Clasroom, Zoom, fueron las más utilizadas. También se participó en las transmisiones del Vaticano y de Tierra Santa (Magdala).

El objetivo más importante de la Megamisión es el encuentro con Cristo de cada uno de los misioneros y de los misionados. El compartir juntos la fe y valorar lo que se tiene. Acompañar a Cristo en la semana más trascendente de la fe. Cristo que vive su pasión, muere y al tercer día resucita.

Los frutos fueron innumerables en el corazón de cada uno, en la unión de las familias; en el crecimiento personal en la fe. Una experiencia de sentirse parte de la Iglesia Católica que une en Cristo.

A continuación, presentamos unos testimonios:

“En lo personal, me ha encantado el lema de estas misiones: “DESPIERTA Y ENCIENDE EL MUNDO”, ¡qué razón tiene! Debemos despertar de esta tristeza y desesperación por el encierro, darnos cuenta de que no estamos solos, que Dios siempre ha estado ahí, en los momentos más difíciles, y debemos encender con amor nuestra fe, nuestra esperanza, humildad y solidaridad…

…Lo que puedo decir sobre las misiones de este año, es que agradezco haber podido participar. Agradezco a las familias del colegio que se dieron un espacio para escuchar la buena nueva; a todos los misioneros, agradezco que las misiones hayan sido en la propia comunidad estudiantil. A los formadores y a los sacerdotes que nos acercan a la palabra. Pero, especialmente agradezco a Dios por usarme como su instrumento, por usar mis manos y mis labios para pronunciar lo que Él nos quiere decir. Agradezco su llamado para encender la chispa de fe que muchas veces dejo apagar. Y por darme entendimiento y sabiduría sobre sus planes para mi vida”, Adriana Salinas Sarabia, Juventud Misionera Femenina Preparatoria de Mano Amiga Chalco.

“Para Dios no hay nada imposible y lo demostró, pues aún después de todo pudo llegar a nosotros por medio de las misiones, aunque fueron de manera virtual, la emoción es la misma, el llegar a una familia y contarles sobre Cristo y su gran amor hacia nosotros era el objetivo, sin embargo, ahora las familias estuvieron más cerca. Visitar a las familias del colegio me abrió un nuevo panorama, pues a veces creemos que los que están más alejados de Dios son los que lo necesitan, pero en realidad también los que lo seguimos más de cerca llegamos a sentirnos solos en momentos difíciles, comenzamos a cuestionar y nuestra fe comienza a tambalear, es por eso que cuando hablábamos con las familias, muchas veces las palabras que les decía a ellos eran las que yo también necesitaba escuchar, recordarme que no estaba sola y que había alguien que había muerto por mí en esa cruz y ése era el mensaje que les transmitimos a ellos, los escuchábamos y dejábamos que Dios actuara sobre nosotras y les podíamos transmitir su mensaje. Yolotzy Sarahi Trejo Martínez, Juventud Misionera Femenina Mano Amiga Chalco.