Alumnos de Mano Amiga Puebla participan en proyecto de ciencia PAUTA

A principios del ciclo escolar, el Colegio Mano Amiga Puebla con apoyo del Proyecto PAUTA (adopta un Talento), patrocinado por CONACYT y la UNAM.

Organizaron un proyecto para fomentar las vocaciones científicas, de manera que los niños y adolescentes a los que les gusta la ciencia, así como aquellos con aptitudes sobresalientes, encontraran un espacio donde pudieran compartir su interés por la misma y desarrollaran habilidades que les permitieran potencializar su vocación científica.

A través de sesiones virtuales en la plataforma de Zoom, una vez por semana, se reunían los clubes PAUTA para hacer ciencia, apoyados por docentes, quienes fueron capacitados para ser instructores de los Clubes PAUTA Preescolar, PAUTA Secundaria, PAUTA Bachillerato.

A través de las sesiones, los alumnos desarrollaron habilidades científicas como observar, preguntar, explicar, predecir, planear, interpretar y trabajaron retos resueltos a partir de observar científicamente un fenómeno; trabajaron en equipo, intercambiaron ideas y construyeron explicaciones de los fenómenos que observaron.

Del 19 al 24 de junio el Club PAUTA de Preescolar, Secundaria y Bachillerato del colegio, participarán en línea, en la 1ª Feria Nacional de Ciencias, con sede en la Ciudad de Tlaxcala, presentando sus proyectos para concurso.

“Nuestra experiencia en PAUTA fue muy gratificante, al inicio teníamos mucha curiosidad y estábamos llenos de ideas alucinantes como si los niños fueran a estudiar muchas fórmulas o aprenderse muchas cosas científicas basadas en libros de ciencia, pero nos llevamos la sorpresa que todo fue realizado de manera divertida en la experimentación de varios fenómenos. Nuestros niños aprendieron a ser muy observadores, a tener siempre un control, a manejar variables y sobre todo que cada experimentación tendría una hipótesis.

Al inicio no entendían que era la hipótesis, pero poco a poco fueron comprobando de que la hipótesis es fundamental en sus actividades como pequeños científicos, ya que en ella reafirmaban sus conocimientos.
Al final notaron que todos ganaban porque descubrían que al comprobar la hipótesis nadie se equivocaba si no que todos aprendían algo nuevo y así ganaron muchos conocimientos.

Me encantó el proyecto PAUTA y ahora mi hija se cuestiona muchas cosas que antes pasaba por desapercibidas; realiza experimentos por cuenta propia y se sorprende con lo que descubre. Le agradezco a PAUTA y Mano Amiga Puebla, porque sin duda, sé lo que están dejando en la infancia de mi hija, sé que es esa semilla que brotará en una futura profesionista en la rama de las ciencias que ella decida”, Sra. Lourdes, mamá de Nelly Patricia Hernández Xolaltenco, alumna de 3°A de Preescolar.